imagen de fondo
Imagen gráfica. Quienes somos

Divertimúsica es una empresa joven que imparte clases extraescolares de música, haciendo un nuevo enfoque a todo lo que se conoce hasta ahora, creando una forma de enseñanza diferente a la que ofrecen otras empresas del mismo ámbito, demostrando a los alumnos que además de ser divertido, es beneficioso para su cultura y formación.

La clave de esta actividad se encuentra en la juventud de los profesores que la imparten, ofreciendo amistad a sus alumnos y confianza, haciendo ver a los niños que una clase puede ser muy amena, sin olvidar la disciplina que conlleva. Pretendemos prestar un servicio educativo tan importante como el de la enseñanza musical a todos aquellos que lo deseen, asegurándoles que al término del curso sabrán desenvolverse en todo lo relacionado con su actividad.

El proyecto de la empresa se inicia al haber sido elegida por la CEZ (Confederación de Empresarios de Zaragoza) en el año 1999 como mejor IDEA emprendedora del año.

Este proyecto es fruto de la ilusión de varios profesores que componen el equipo de Divertimúsica, que con su formación y experiencia en la docencia musical, creen que esta idea de llevar la música de una manera amena, muy activa y participativa, en la que el movimiento y la improvisación rítmica tienen un papel muy importante, es, la mejor manera para que los alumnos disfruten y sientan la música.

Muchas personas piensan que como no tienen un buen oído no pueden aprender a tocar un instrumento, eso para nosotros es un error. Si bien la capacidad de aprender música es mayor en algunas personas, la posibilidad de aprender el lenguaje de la música es universal. A menudo la incapacidad no es la de entender o aprender, sino la de reproducir el sonido, pero a esto también se llega, aunque no todos han de tener buena ni bonita voz.

Además, el aprendizaje de música no debe enfocarse a llegar a ser forzosamente un virtuoso de determinado instrumento. Dejar de ser analfabetos musicales, ser capaces de reconocer los instrumentos y distinguir entre diversos tipos de música supone, también, todo un reto.