imagen de fondo
Imagen gráfica. Beneficios de la música

Los efectos curativos de la música se conocen desde tiempos inmemorables.

Actualmente la música se emplea, con bases científicas, para lograr cambios físicos, emocionales y de conducta en las personas. Tanto en niños, como en adultos y en personas de la tercera edad sirve para mejorar los síntomas y secuelas de algunos padecimientos. Pero sobre todo para mejorar la calidad de vida de todas las personas.

El uso de la música ayuda a mejorar el funcionamiento físico, psicológico, intelectual o social de personas que tienen problemas de salud o educativos. En nuestro caso la emplearemos con niños, que no tienen por qué estar enfermos o tener algún problema, simplemente para mejorar el bienestar personal, para desarrollar la creatividad, mejorar el aprendizaje para mejorar las relaciones interpersonales y para el manejo del estrés. Mejorar la autoestima, la atención y concentración, la coordinación, el aprendizaje y la socialización entre otras serán nuestras principales preocupaciones.

Dirigido a alumnos con

Falta de atención y concentración / Problemas de comportamiento / Dificultades en la socialización / Baja autoestima / Timidez y miedos / Dificultades en el aprendizaje (lectura, escritura, cálculo…)

Se trabaja en 3 niveles

El sonoro-musical: A través de la emisión de sonidos vocales, de improvisaciones instrumentales, y la audición de sonidos o músicas grabadas.

El corporal: Ritmos y movimientos del cuerpo, gestos y posturas.

El verbal:Palabras y reflexiones que surgen a partir de la experiencia no-verbal.

Con la música ayudaremos a desarrollar

El lenguaje y la comunicación: Ya que mejora la inteligibilidad del habla incorporándole elementos del ritmo, la melodía, la acentuación y la entonación. A la vez desarrolla la expresividad vocal, enriquece las posibilidades de expresión gestual y corporal, y ayuda a expresar conflictos a través del lenguaje no-verbal.

La Motricidad: Ya que contribuye a la organización del esquema corporal y a la relación tempor-espacial; así como a la coordinación psicomotora.

La Creatividad, el bienestar personal y social: Ya que favorece el desarrollo de la sensibilidad afectiva, desarrolla sentimientos de autoestima, independencia y autonomía; y estimula la expresión y la imaginación.

Con todo lo dicho hasta ahora sólo queda decir que el equipo de Divertimúsica está totalmente capacitado para desarrollar este proyecto tan ambicioso, que es el de llevar la música a los niños de una manera muy enriquecedora tanto para su cultura como para su formación.

Los niños que estudian música logran un desarrollo integral en la coordinación motora, capacidad de concentración, habilidad de memorizar y sensibilización. Todo eso no sólo repercute en la música sino que también se refleja a nivel escolar y en las actividades cotidianas. Mejorar la autoestima, la atención y concentración, la coordinación, el aprendizaje y la socialización entre otras son nuestras principales preocupaciones.

Por esto mismo Divertimúsica pone a su disposición este proyecto que creemos que es muy válido para el desarrollo intelectual y personal de los alumnos y por el que tenemos mucha ilusión en realizarlo.

Lo que queremos dejar claro también, es que con todo lo que aprenda el alumno en las clases impartidas por “Divertimúsica”, podrá acceder sin dificultades a cualquier prueba de acceso del Conservatorio, Academia, etc... ampliando sus posibilidades de futuro.